El topacio puede encontrarse de diversos colores, aunque en su variedad incolora es muy similar al diamante, tanto que durante años el topacio de la corona portuguesa se creyó que era un diamante, de esta forma se convirtió en el topacio más conocido de la historia de la joyería. Se encontró en 1740 y se le llamo, erroneamente, Diamante de Braganza. La confusión se debió a que este topacio es una gema totalmente incolora y parecía un diamante. Tal es el parecido que por su gran tamaño fue considerado el diamante de mayor tamaño encontrado hasta el momento.

Aunque el topacio es una piedra preciosa de gran dureza, fractura con facilidad, por eso es difícil de tallar. En Joyerías Alvioro encontraras maravillosas joyas con esta piedra preciosa considerada por egipcios, romanos y otras civilizaciones como una piedra mágica. De ahí su uso en multitud de joyas, coronas o amuletos desde la antigüedad.

Actualmente en joyería el azul es el color más utilizado, pero el topacio tiene muchos colores, desde el rosado hasta el champagne pasando por el dorado del llamado topacio imperial. Químicamente o con calor es posible dar color a un topacio incoloro.

Visitamos en Joyerías Alvioro tenemos piezas vintage y modernas realizadas con topacios de múltiples colores, desde el imperial, al azul, todas preciosas.